<%@LANGUAGE="JAVASCRIPT" CODEPAGE="65001"%> Encíclica sobre la Eucaristía ARCC
 
ARCC Banner
Home Join ARCC Donate Facebook Table of Contents
DHTML JavaScript Menu By Milonic.com

Who we are

What we do

Contact us

Search

 

Encíclica sobre la Eucaristía
Juan Pablo II envia mensajes contradictorios sobre la Eucaristía

(La verdadera caridad no tolera contradicciones, especialmente en aquellos a quienes amamos mucho)

Al leer la más reciente encíclica del Papa Juan Pablo II sobre la Eucaristía, uno se pregunta cuál teólogo romano preparó, o bien escribió el texto. El documento contiene muchas afirmaciones que reflejan una teología anticuada, interpretaciones equivocadas de las Escrituras, contradicciones pastorales, un punto de vista del ecumenismo con el que no muchos están de acuerdo, todo expresado en un lenguaje excluyente que no es aceptable para muchos. He aquí algunos ejemplos de los mensajes que reflejan estas contradicciones.

El Papa empieza diciendo: "La iglesia vive de la Eucaristía," y esta verdad es "una experiencia cotidiana de Fe." Si esto es verdad, entonces grandes porciones de la Iglesia, especialmente en América Latina y Africa, están muertas o expirando. Si "la Eucaristía es de lo más precioso que la iglesia puede tener en su caminar por la historia", entonces ¿por qué negarles este "tesoro más precioso" a millones de personas basándose en ideas sobre la ordenación sacerdotal que son teológicamente dudosas?

El Papa recuerda que siempre ha reservado para el Jueves Santo, día de su ordenación al sacerdocio, un signo de particular atención. Pero ningún teólogo respetable estaría de acuerdo con la aseveración que el sacerdocio se "instituyó" durante la Ultima Cena. (Esta idea equivocada se perpetúa cada aZo el Jueves Santo en las catedrales de todo el mundo cuando grandes grupos de sacerdotes se reúnen para celebrar esta piadosa ficción).

Al hablar de la Iglesia primitiva, el Papa cita Hechos 2:42: "Acudían asiduamente ... a la fracción del pan", y dice que esto se refiere a la Eucaristía. La mayoría de los estudiosos de las Escrituras ya no aceptan esta interpretación.

El Papa dice que lo que ocurre en la Misa "la Iglesia propia y convenientemente lo ha llamado transustanciación" y que el sacerdote "realiza" la consagración. La mayor parte de los teólogos ya no usan la palabra "transustanciación", en boga desde el Concilio de Trento en el siglo XVI. Es también más correcto decir que la oración de toda la iglesia "realiza" el cambio.

Al hablar de las personas en el mundo que carecen de bienes materiales, Juan Pablo dice que "parece que tienen poca esperanza." Desde luego que los católicos pobres de Africa y Latinoamérica tienen poca esperanza de poder acceder al sustento espiritual que ofrece el alimento de la Eucaristía a causa de las políticas del Papa. La Iglesia sufre una hambruna Eucarística.

El Papa habla de "la serie ininterrumpida que se remonta hasta los orígenes, de ordenaciones episcopales válidas." También habla de "la necesidad del sacerdocio ministerial que se funda en la sucesión apostólica." La mayoría de los estudiosos no concuerdan con este punto de vista.

"La asamblea que se reúne para celebrar la Eucaristía," dice el Papa, "necesita absolutamente ... un sacerdote ordenado que la presida," y "...la comunidad no está capacitada para darse por sí sola el ministro ordenado." Esto no es verdad. Después de los tiempos de los apóstoles, la cabeza de la familia donde los fieles se reunían para celebrar la Eucaristía, (quien no pocas veces era una mujer?) era la persona que presidía.

Juan Pablo dice que ha habido "progreso significativo" en el diálogo ecuménico en lo que se refiere a la Eucaristía. En verdad lo ha habido, como cuando teólogos católicos, luteranos y episcopales acordaron que no debía haber problema alguno con la intercomunión entre esas tres denominaciones. El Papa no está de acuerdo. El dice: (que) las Comunidades eclesiales separadas ...sobre todo por defecto del Sacramento del Orden.. no han conservado la sustancia genuina e íntegra del Misterio eucarístico." Esto será algo nuevo para la mayoría de los teólogos que laboran en el campo del ecumenismo..

Según el Papa, un fiel católico no puede comulgar en una comunidad que carece del válido sacramento del Orden. Los fieles católicos no han recibido esta enseZanza. En pocas palabras ,la enseZanza de la Iglesia sobre la recepción mantiene que si el grupo para el que fue decretada una enseZanza no la acepta, (no la recibe), ésta se puede considerar inauténtica.. (el documento de ARCC sobre la Recepción se encuentra en la dirección .http://www.arcc-catholic-rights.net/internal forum.htm).

El Papa dice que una comunidad cristiana sin sacerdote por un tiempo está en una "situación dolorosa y fuera de lo normal." Pero él podría cambiar esta "situación" con un plumazo. Les impone a los pastores el deber de ofrecer a todos la posibilidad efectiva de cumplir el precepto de participar en la Misa dominical. Sin embargo, parece que el Papa, al insistir en mantener sin cambio la política vigente del celibato obligatorio, se exime de esta "obligación."

Juan Pablo repite la prohibición por la cual católicos vueltos a casar sin haber recibido una anulación, no pueden recibir la Eucaristía. ¿De veras pensará que estos católicos que al margen de esta circunstancia están viviendo una vida "buena", deben ser sujetos a la censura de la norma del Código de Derecho Canónico que no permite la admisión a la comunión eucarística a los que "obstinadamente persisten en un manifiesto pecado grave"? (ver la página de ARCC)

Dice que se les puede dar la Eucaristía a personas no católicas "para responder a una grave necesidad espiritual relacionada con su salvación eterna." Cuando el Papa recientemente le dio la comunión a Tony Blair, Primer Ministro Británico no católico, nos preguntamos si Blair estaba en "grave necesidad espiritual en relación con la salvación de su alma."

Cuando se publicó el Catecismo de la Iglesia Católica hace unos aZos, un eminente teólogo norteamericano lamentó que se hubieran ignorado cien aZos de erudición bíblica. Es bueno que el Papa nos recuerde la centralidad de la Eucaristía en nuestra fe católica, pero le quita valor a su mensaje el que haya dejado a un lado lo que los biblistas han dicho sobre la Biblia y la Eucaristía, la Biblia y la ordenación sacerdotal, la Biblia y la asamblea eucarística.

Patrrick Connor, SVD, miembro de la mesa directiva de ARCC
Traducción de Caridad Inda

Other voices

Another Voice

Questions From a Ewe

Challenges Facing Catholicism
(Bishop Geoffrey Robinson in converation with Dr Ingrid Shafer)

Home ] Up ]
Locations of visitors to this page

Contact Information

, D.P.A., President
Telephone
(406) 444-2607 or
(314) 837-0678
 
Postal address
ARCC
3150 Newgate Drive
Florissant, MO 63033

Email:

Website design and maintenance:
&
Copyright © 2003-2010,
Association for the Rights of Catholics in the Church
DHTML JavaScript Menu By Milonic.com